AGRAME solicita al CIMe que informe a los afectados de las gestiones realizadas respecto a los daños del temporal del 21 de septiembre

Los agricultores y ganaderos preocupados por la falta de información sobre las ayudas extraordinarias para hacer frente al coste de los daños por la DANA.

AGRAME solicitó día 4 de octubre a D. Josep Pastrana, Conseller de Economía y Territorio del Consell Insular de Menorca, como responsable de agricultura y ganadería en Menorca, y ante los graves daños sufridos en múltiples explotaciones agrarias de Menorca a causa de las fuertes lluvias del pasado día 21 de septiembre de 2021, que el CIM convocara una reunión urgente, en la cual estuvieran presentes los Alcaldes de los Ayuntamientos de Ciutadella, Ferreries y Es Mercadal, conjuntamente con los propietarios de la fincas agrarias afectadas por las consecuencias de la DANA para informarles de primera mano sobre las actuaciones que se están llevando a cabo por parte de las administraciones públicas a efectos de poder disponer de ayudas extraordinarias para hacer frente a los costes de los daños y pérdidas ocasionadas.

A pocos días de cumplirse un mes de las fuertes lluvias por las que se vieron afectadas diversas explotaciones agrarias de los municipios de Ciutadella, Ferreries y Es Mercadal, los ganaderos y agricultores desconocen cuáles son las actuaciones y medidas que se están tomando por parte de las administraciones públicas. Se lamenta por el colectivo que todavía no se haya tenido respuesta por parte del Conseller de Economía y Territorio para mantener una reunión.

AGRAME considera indispensable la coordinación entre el Consell Insular de Menorca, los ayuntamientos afectados y el Govern de la Illes Balears para reparar los daños en las explotaciones agrarias cuanto antes, así como que se actúe en las infraestructuras y caminos públicos que han sufrido desperfectos.

Los efectos de un nuevo temporal podrían ser mucho más devastadores sino se acometen los trabajos de restauración de los daños con urgencia.

Las primeras valoraciones económicas de los daños oscilan entre 10.000€ y 60.000€ por finca. Los daños son múltiples en las fincas: destrozos en caminos y barreras, derribo de edificaciones, derribo de márgenes del torrente, enderrosall de pared seca, arrastre de tierras de cultivo, perdidas de semillas, averías en instalaciones de suministros de agua, desperfectos en maquinaria, acequias totalmente tapadas de tierra, entre otras pérdidas.

Nada se sabe tampoco de las actuaciones a realizar por la Dirección General de Recursos Hídricos del Gobierno de les Illes Balears, y la responsabilidad de asumir parte de los destrozos derivados por la falta de mantenimiento de los torrentes y sequias.

La preocupación va creciendo entre el sector agrario afectado al sentirse desprotegido y desinformado ante los hechos sucedidos.

Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la POLÍTICA DE COOKIES.
Aceptar todas las cookies Aceptar solo las cookies necesarias Ajustar cookies